Tiara Health News

En qué consiste la barrera intestinal y por qué es importante mantener el equilibrio en la misma.

3

En qué consiste la barrera intestinal y por qué es importante mantener el equilibrio en la misma.

por | 7 of mayo of 2024 | Nutrición, Salud

Nuestra salud está condicionada en gran parte por la barrera intestinal. Esta constituye una interacción entre el exterior y el medio interno de nuestro cuerpo. En el siguiente artículo detallamos en qué consiste esa barrera, por qué es importante mantener un equilibrio en ella y qué papel tiene la permeabilidad intestinal en su funcionalidad y los factores dietéticos involucrados en ella.

¿Qué es la permeabilidad intestinal?

La permeabilidad intestinal hace referencia a la capacidad que tiene el intestino delgado para regular el paso de sustancias entre el interior de este. Mientras que permite el paso de nutrientes, previene el de patógenos y tóxicos.

Cuando la permeabilidad se encuentra aumentada, ciertas sustancias nocivas pueden entrar en la sangre y así causar problemas de salud. El estrés, el consumo de alcohol, un patrón de dieta occidental o la exposición a sustancias tóxicas son factores factores que pueden dar lugar a dicha permeabilidad excesiva.

Antiguamente se hablaba de flora intestinal para hacer referencia al conjunto de bacterias que formaban dicha barrera. Sin embargo, debido a que no solo forman parte de ella bacterias, sino multitud de microorganismos, hoy en día la conocemos como microbiota intestinal. Y tiene un papel tan importante en la salud ya que es capaz de regular la función protectora de la mucosa intestinal, además del sistema inmunitario.

Permeabilidad intestinal selectiva, clave para la salud

Un intestino sano se caracteriza por una permeabilidad intestinal selectiva de nutrientes, agua y productos bacterianos. Gracias a las uniones entre células intestinales, las cuales se encuentran selladas entre sí. De esta forma, permite la absorción de nutrientes, evitando que sustancias dañinas atraviesen el epitelio intestinal y lleguen a la sangre.

Consecuencias de una permeabilidad intestinal alterada

Ya lo decía Hipócrates que “Toda enfermedad comienza en el intestino”. Y es que una permeabilidad intestinal alterada, se ha asociado durante la última década con varias afecciones crónicas, incluidas enfermedades que se originan en el tracto gastrointestinal como la enfermedad inflamatoria intestinal, celiaquía, síndrome del intestino irritable, pero también enfermedades como el Alzheimer, Parkinson, diabetes tipo 2, obesidad, desórdenes del espectro autista y depresión.

Es importante tener en cuenta que, aunque asociemos las enfermedades anteriores a una mayor permeabilidad intestinal no quiere decir que la permeabilidad sea la causa, más bien, podría ser la consecuencia. Por ello, no podemos establecer una causalidad, sino la asociación entre ellas.

¿Cómo influye la dieta en la permeabilidad intestinal?

El consumo de un patrón de dieta occidental está asociado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal (EII), una condición caracterizada por una alteración en la permeabilidad intestinal.

La dieta occidental, caracterizada por una ingesta elevada de azúcares y aceites refinados, alcohol, un elevado consumo de grasas saturadas, un desequilibrio frente a la ingesta de ácidos grasos omega-3 y 6, el consumo de carnes procesadas, cereales refinados, exceso de sal y fritos, sumado a un bajo consumo de frutas, verduras, cereales integrales, pescado, frutos secos y semillas.

El exceso calórico constante, ocasionado al seguir una dieta occidental, promueve múltiples enfermedades crónicas: hiperinsulinemia, resistencia a la insulina, dislipidemias, la sobreestimulación del sistema nervioso simpático, la inflamación sistémica de bajo grado, disbiosis, endotoxemia, aumento de la producción de especies reactivas de oxígeno y estrés oxidativo.

La dieta occidental, al alterar la microbiota intestinal, provoca una disfunción de la barrera intestinal, aumentando la permeabilidad intestinal y la entrada de metabolitos tóxicos a la circulación. Contribuyendo al desarrollo de inflamación crónica de bajo grado.

Biomarcadores de la permeabilidad intestinal

El diagnóstico de permeabilidad intestinal alterada, puede evaluarse a través de diferentes biomarcadores en sangre.Entre ellos, podemos destacar:

  • La zonulina (niveles elevados reflejan la hiperpermeabilidad).
  • Las proteínas de unión a ácidos grasos (relacionadas con el daño epitelial intestinal. También se ha identificado como un marcador de diagnóstico para enterocolitis necrosante).
  • La citrulina (se trata de un marcador de masa reducida de enterocitos, correlacionado negativamente con la gravedad de la enfermedad intestinal como la celiaquía y la enfermedad de Crohn).
  • El péptido similar al glucagón (la reducción de GLP-2 podría indicar una función de barrera intestinal alterada)
  • Los niveles séricos de la endotoxina LPS, se han implicado como un marcador potencial de una mayor permeabilidad intestinal, más específicamente como un marcador de translocación bacteriana.

Conclusión

Una permeabilidad intestinal alterada puede ser un problema importante de salud. Mantener unos buenos hábitos de vida, ser activos, seguir una dieta saludable, y tratar de reducir el estrés crónico son medidas importantes para prevenir la permeabilidad intestinal, incluyendo el abuso de fármacos y antibióticos.

Una vez diagnosticada, se puede tratar a través de diferentes medidas nutricionales y dietéticas, entre otras, contando siempre con la ayuda de un profesional. Ya que es algo complejo.

Referencias bibliográficas

Estas son las referencias bibliográficas que hemos utilizado para la realización de este articulo